TEXAS.- Cuatro ciudadanos mexicanos denunciaron este lunes al estado de Texas, EE.UU., por haberlos mantenido en prisión durante semanas, después de que los cargos en su contra fueran retirados o se hayan cumplido sus sentencias.

De acuerdo con la denuncia interpuesta, entre otros grupos, por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en nombre de los cuatro migrantes, los hombres fueron detenidos por haber cometido infracciones menores por haber entrado ilegalmente en propiedades, algo que generalmente no es penalizado con cárcel.

Ese tipo de acusación está siendo utilizada por el Gobierno de Texas para criminalizar a los migrantes, explica la demanda.

«Las crueles políticas fronterizas de Texas son un desperdicio, son incendiarias y están plagadas de abusos contra los derechos humanos», dijo David Donatti, uno de los abogados de ACLU que presentó la querella, en un comunicado.

El letrado recordó que sus clientes «estuvieron encerrados durante días y semanas después de que la ley estatal ordenara que fueran liberados».