Menos de la mitad de los migrantes adultos que fueron detenidos al cruzar de manera irregular la frontera sur de Estados Unidos en el último mes consiguieron solicitar asilo, según datos entregados por el Gobierno a un tribunal federal en California.

Las cifras, que abarcan el periodo entre el 12 de mayo y el 13 de junio de este año, revelan que solo un 46 % de las personas adultas que fueron arrestadas en la frontera pudieron superar las nuevas restricciones al acceso al asilo, que entraron en vigor el 11 de mayo.

En contraste, antes de la pandemia (entre 2014 y 2019), un 83 % de los adultos detenidos en cruces irregulares conseguían solicitar esta protección, tal como resaltó Blas Nuñez Neto, encargado de la política fronteriza en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), en un documento entregado al juez Jon S. Tigar.