Kiev, Ucrania.- Los soldados ucranianos en el frente de Bajmut, en el este del país y epicentro actualmente de los combates con los rusos, se sienten desprotegidos ante la oleada incesante de bombardeos y ataques que llegan del otro lado del frente.

El medio ucraniano The Kyiv Independent ha recogido testimonios de más de una docena de soldados ucranianos en la zona que describen el frente como “una picadora de carne”, por el alto número de bajas que se están produciendo en ambos bandos.

Durante las breves visitas que estos militares hacen a la cercana ciudad de Kostiantynivka, los soldados de infantería ucranianos narraron a The Kyiv Independent que batallones mal entrenados y sin preparación fueron arrojados a la primera línea “para sobrevivir lo mejor que pudieran” con el escaso apoyo de vehículos blindados, morteros, artillería, drones e información táctica.

“No recibimos ningún apoyo”, dice un soldado llamado Serhiy, que ha estado luchando en el frente en Bajmut, sentado con su amigo, también llamado Serhiy, para conversar en un pequeño café en el mercado Kostiantynivka.

Relataron que la artillería rusa, los vehículos de combate de infantería y los vehículos blindados de transporte de personal a menudo pueden atacar posiciones ucranianas durante horas o días sin que las armas pesadas ucranianas puedan detenerlos.