Washington, EUA.- La Reserva Federal -- el banco central de Estados Unidos -- subió este miércoles en 0.75% su tasa referente a corto plazo, elevando las tasas de interés a entre 2.25% y 2.5%. Se trata de la cuarta alza de la Fed desde marzo y la segunda consecutiva. Las tasas de fondos federales, impuestas por la Fed, son índices de intereses por los cuales un banco le presta dinero al otro. Si bien esta no son la tasas de intereses que pagan las personas, afecta indirectamente los porcentajes de las tasas para préstamos particulares. 

Al elevar las tasas, se encarecen las nuevas hipotecas de viviendas, los préstamos para la compra de automóviles, y los cargos en los pagos de las tarjetas de crédito para millones de estadounidenses, entre otras cosas. También afecta los préstamos para pequeños negocios. Eso a su vez hace probable que los consumidores y negocios gasten menos, aflojando el ritmo de la economía y la inflación.